5 mascarillas con huevo para embellecer tu piel y lucir hermosa

3 meses
882 Visitas

5 mascarillas con huevo para embellecer tu piel
Tanto la clara como la yema de huevo pueden sernos
de gran utilidad a la hora de elaborar mascarillas
para consentir nuestro rostro según nuestro tipo de piel
Lo que muchos no se alcanzan a imaginar es que,
más allá de sus fines nutricionales, cuenta con interesantes
beneficios para el cuidado de la piel.
Sus compuestos ayudan a mantener la firmeza del cutis y,
por si fuera poco, corrigen imperfecciones como el acné
y la producción excesiva de grasa.

¿Te animas a probarlo?
Descubre 5 mascarillas.

1. Mascarilla para tonificar el rostro
Estos nutrientes, además de sus antioxidantes,
tonifican los tejidos y ayudan a mantener el cutis suave.

Ingredientes
1 clara de huevo
2 cucharadas de yogur natural (40 g)

Preparación
Bate una clara de huevo y mézclala con un par
de cucharadas de yogur natural.
Modo de aplicación
En primer lugar, limpia el rostro con agua y jabón,
sécalo bien, y extiéndele la mascarilla.
Deja que actúe 30 minutos y, para terminar,
enjuaga con agua fría.
Repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

2. Mascarilla para el contorno de los ojos
Su ligero efecto antiinflamatorio disminuye el aspecto
de las bolsas y ayuda a lucir una mirada rejuvenecida.

Ingredientes
1 huevo
1 cucharada de aceite de aguacate (15 g)

Preparación
Bate un huevo y combínalo con una cucharada
de aceite de aguacate.
Modo de aplicación
Retira el maquillaje de tu piel y, en seguida,
frótale la mascarilla con la ayuda de un pincel.
Déjala secar durante 20 o 30 minutos y enjuaga.
Úsala, por lo menos, 2 veces a la semana.

3. Mascarilla para piel grasa
Sus propiedades regulan el pH cutáneo
y deja una agradable
sensación de frescura por varias horas.

Ingredientes
1 clara de huevo
2 cucharadas de harina de avena (20 g)

Preparación
Bate una clara de huevo y mézclala con la harina de avena.
Tras obtener una pasta espesa, procede a utilizarla.
Modo de aplicación
Extiende la mascarilla por todo el rostro,
enfocándote en las zonas más grasosas.
Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
Aplícala 2 o 3 veces a la semana,
según lo consideres necesario.

4. Mascarilla para los puntos negros
En este caso potenciamos sus efectos con un poco
de corteza de naranja y leche de coco para así dejar la piel
con un aspecto renovado.

Ingredientes
1 clara de huevo
1 cucharada de corteza de naranja rallada (10 g)
2 cucharadas de leche de coco (20 ml)

Preparación
Incorpora una clara de huevo en un recipiente
y mézclala con la ralladura de corteza de naranja
y la leche de coco.
Remueve todos los ingredientes hasta conseguir una pasta.
Modo de aplicación
Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio,
asegurándote de cubrir todas las zonas con puntos negros.
Deja que actúe 20 o 30 minutos y, antes de enjuagarla,
realiza suaves movimientos circulares para facilitar la exfoliación.
Retira los excesos con agua tibia.
Úsala 2 veces a la semana.

5. Mascarilla hidratante
Sus nutrientes hidratan los tejidos y ayudan a contrarrestar
las agresiones causadas por el sol y las toxinas.

Ingredientes
1 huevo
½ banana madura
2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación
Incorpora el huevo en un recipiente y mézclalo
con la pulpa de media banana madura.
Agrega la miel de abejas y remueve todo
hasta obtener una pasta cremosa.
Modo de aplicación
Frota la mascarilla por todas las zonas que deseas hidratar
y déjala actuar 30 minutos.
Enjuaga con agua fría y repite su uso 2 o 3 veces a la semana.

¿Conocías estos usos cosméticos del huevo?
Ahora que sabes cómo incluirlo en tu rutina de belleza,
no dudes en utilizarlo como alternativa
de los tratamientos convencionales.

loading...

Comentarios

error: Content is protected !!