Fántasticos remedios caseros con vinagre de manzana

3 meses
17084 Visitas

Fántasticos remedios caseros con vinagre de manzana
para combatir las varices
Las venas varices son una complicación en el sistema circulatorio

que se produce cuando los vasos se dilatan y se inflaman

dándole una apariencia antiestética a las piernas,
pero sobretodo
generando molestias en la salud al causar
muchas veces
un intenso dolor y sensación de pesadez.

Entre sus principales causas cabe mencionar el sedentarismo,
la obesidad,
el embarazo y factores hereditarios, aunque en ocasiones

tiene que ver con la postura del cuerpo y el tipo de calzado que se usa.

Pero más allá de su posible causa, casi todas las que lo padecen

buscan de manera constante alguna forma de eliminarlas

o por lo menos atenuarlas.

La buena alimentación y el ejercicio son las claves principales
para lograrlo,pero también se pueden considerar algunos
remedios naturales para obtener mejores resultados.

En esta ocasión queremos compartir varios usos

del vinagre de manzana que pueden tenerse en cuenta

para darle la batalla a este problema.

¿Por qué utilizar vinagre de manzana para combatir las várices?

Las venas varices son muy comunes en las piernas
y provienen de un problema de circulación sanguínea que dificulta

el paso correcto de la sangre hacia el corazón.

La inflamación y la retención de sangre hacen que se formen

las molestas arañitas y várices, que en grados graves ocasionan

dolor y molestias.

El vinagre de manzana es un producto muy útil en el tratamiento
de esta condición,
ya que mejora la circulación de la sangre
y reduce los síntomas
con los que suele venir acompañado
este trastorno como es el caso del dolor,
la pesadez,
los calambres y la sensación de hormigueo.

Si bien, no se trata de un remedio milagroso,

sí es un gran complemento para conseguir mejores resultados

contra este tipo de alteraciones.

3 formas útiles de usar vinagre de manzana contra las varices

1. Masaje con vinagre de manzana

A través de un masaje se puede estimular la circulación
y la eliminación
de los líquidos retenidos en los tejidos.

Basta con colocar unas cuantas cucharadas de vinagre

en las palmas de las manos para empezar a hacer
movimientos circulares
en las zonas del cuerpo
que se desean tratar.

2. Compresas con vinagre de manzana

La aplicación de compresas o paños con vinagre de manzana

también es ideal para reducir el dolor y la inflamación asociado

con este trastorno.

Sumerge el paño o gasas estériles en el producto y luego colócalos

de forma directa sobre las várices durante algunos minutos.

3. Crema de vinagre de manzana, aloe vera y zanahoria

Una crema natural con vinagre de manzana es útil para reducir

las venas várices y otras afecciones molestas como la celulitis

y las estrías.

Su uso frecuente le aporta una cantidad significativa
de nutrientes a la piel,
mejorando la circulación y favoreciendo
la desinflamación.

Ingredientes

½ vaso de vinagre de manzana.

½ zanahoria.

5 cucharadas de aloe vera.

¿Cómo prepararla?

Introduce todos los ingredientes en la licuadora
y procésalos
hasta obtener una crema homogénea y sin grumos.

Aplica una buena cantidad del producto sobre las varices

y realiza masajes ascendentes para estimular el flujo sanguíneo.

Déjalo reposar durante 30 minutos y termina el tratamiento
enjuagando
con agua fría o templada

loading...

Comentarios

error: Content is protected !!